jueves, 23 de julio de 2015

ELLA PUEDE SER DIFÍCIL DE COMPRENDER (Relato Corto)

ELLA PUEDE SER DIFÍCIL DE COMPRENDER (Relato Corto)

Se le ve mucho ocultándose. Nunca se siente segura o tranquila. Pasa su tiempo escudriñando los espacios, adivinando los peligros a cada vuelta de esquina. Lleva una vida muy angustiosa, la pobre. Yo me compadezco de ella. Sé lo que se siente eso; ser diferente, tener ese miedo constante de ser atacado, abrigar un continuo peligro de muerte. Así soy yo, y así es ella. Por eso especulo que podemos ser aliados. A veces también creo que deberíamos ser amigos, compartir más nuestro tiempo juntos. Pero luego recuerdo que ella es muy medrosa, y que temería incluso de mí, por muy buenas intensiones que yo ampare en nuestra improbable cercanía .Ella jamás me confiaría sus pensamientos, y mucho menos sus opiniones o proyectos. Además, siempre la adivino muy hambrienta. Quizás por ello siempre está algo mal humorada. Ahora definitivamente creo que nuestro apego sería imposible. Lo lamento tanto. De verdad quisiera dilucidar su recato, susurrarle algunas palabras de aliento, apoyarla y demostrarle que yo no la discrimino, ni la odio, como ella entendiblemente puede suponer. Desearía, algún día, saber qué presupone, qué especula de mí, de nosotros. Sólo por curiosidad, anhelaría poder comunicarme íntimamente con ella. Pero como ya lo he mencionado, creo que ella nunca aceptaría mi empatía. Es extraño que yo sienta esto, esta necesidad de entenderla. Me pregunto si ella alguna vez ha considerado descifrarme, si ha vislumbrado lograr un discernimiento mutuo. Debo decir que ella posee una hermosura particular. Cuando camina, o más bien cuando anda presurosa, tiene cierta elegancia que no deja de atraerme. Ella posee un secretismo que me obsesiona, un aura de misterio que me trastoca. Pero sé que he de renunciar a estas emociones. Ella nunca me aceptará. Ella es distante y arisca, yo no quería admitirlo. Nuestro idilio quedará por siempre relegado quizá a la fantasía. Una Cucaracha no es fácil de conquistar, ni para compartir correrías de camaradas, ni para otra clase de enredos afectivos.


© Rafael Ángel Valladares Ríos
23 de julio del 2015.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIL GRACIAS POR SU COMENTARIO! MUY PRONTO ESTARÉ EN CONTACTO PARA DISCUTIR Y ANALIZAR SU VALIOSO APORTE A ESTE BLOG! DESDE TEGUCIGALPA, HONDURAS.

HOJAS ASESINAS-poema